(Español) Cómo compartir un espacio de trabajo con una “tribu” de emprendedores

21 March 2016

Comentarios:

0
 March 21, 2016
 0
Categoría: Sin categoría

Cómo compartir un espacio de trabajo con una “tribu” de emprendedores

El concepto del trabajo cooperativo compartiendo un mismo espacio laboral, es una práctica que se extiende entre los profesionales. El “coworking” es una alternativa que invita a ser más creativo y permite generar nuevos vínculos comerciales, laborales y sociales.

Clickeá en la imagen para abrir la galería
Cómo compartir un espacio de trabajo con una “tribu” de emprendedores

Fotos: Jorge Gutierrez / Mediamza.com

20-03-2016. En los últimos años compartir una oficina se ha convertido en una tendencia que cada vez más se extiende entre los profesionales. Una gran alternativa para los trabajadores freelance que no cuentan con un buen lugar de trabajo y que generalmente lo hacen en su casa (con todo lo que esto implica) o para aquellos emprendedores que no cuentan con dinero para poner una oficina propia, el “coworking” (cotrabajo) es una nueva modalidad de trabajo que se está imponiendo en todo el mundo, con varias experiencias en nuestro país.

San Rafael, tampoco está ageno a este nuevo concepto de trabajo, hace unos días el ingeniero en computación Rodolfo Bianchi y las diseñadoras gráficas Antonella Calabró y Verónica López, decidieron incorporar este innovadora forma de trabajo en nuestro departamento que permite a ganar espacio en el mercado y crecer y así presentaron su espacio laboral al que denominaron “Tribu Coworking”.

Por otra parte cabe destacar que esta forma de trabajo cooperativa fomenta las relaciones entre profesionales de diferentes sectores que pueden desembocar en relaciones cliente-proveedor y además de compartir equipamientos y todos los ambientes que tenga el lugar.

Si bien estos espacios son destinados principalmente a profesionales de Internet, como diseñadores, programadores, arquitectos, fotógrafos, escritores, periodistas, entre otros, no están ajenas otras profesiones que puedan confluir e interactuar en un mismo lugar de trabajo.

Son varios los beneficios que puede traer aparejado este innovador concepto de compartir la oficina y para conocer más detalles de lo que es el coworking, cómo está funcionando en sanrafael, dialogamos con sus mentores, Rodolfo, Antonella y Verónica.

¿Cómo nace este proyecto aquí en San Rafael?

Rodolfo: Me convocaron desde ASEA, la Asociación de Emprendedores Argentinos para apoyar a los emprendedores de nuestro país y conseguir una Ley para que se pueda construir una empresa en 24 horas con cuenta bancaria y todo.

Yo había armado hace tiempo una Sociedad Anónima y me tomó ocho meses, cuando en otros países como Chile en 24 horas puede constituirse, por una ley que propuso ASEA allí. Cuando me convocaron yo dije que podía aportar la poca gente que encontrara acá, hice lo que puede hacer y de ahí nos abocamos a generar un ecosistema de emprendedores en San Rafael.

Con el objetivo de que esos emprendedores tengan un espacio para moverse, con capacitaciones y encuentros, un espacio de trabajo que es el coworking e inversores de riesgo, empezamos a trabajar con eso. Hablé con varias ONG que trabajan con emprendedores como ASEA, EMPREAR y un espacio de Coworking que hay en Buenos Aires y ellos me dijeron que para hablar de emprendedurismo debía poner un coworking, para que quienes emprendan tengan un lugar y con las chicas encontré la voluntad de trabajo común.

Esto nos sirve a nosotros e incluimos a todos los que quieran sumarse.

¿Qué es un coworking?

Rodolfo: El concepto de Coworking es una idea evolucionada de los que es el alquiler de oficinas, ya que en este caso se saca el máximo provecho de las instalaciones, como la recepción, la recepcionista, el baño, la cocina. Si bien es algo similar a lo que suelen hacer los médicos o los abogados, la diferencia es que en este caso se aprovecha la capacidad de trabajo en común sin divisiones, que todos trabajemos en un mismo ambiente con algunas reglas de convivencia, pero que en esto de estar trabajando juntos se dan una serie de sinergias.

Es como cuando uno se junta a estudiar con compañeros para ayudarse y se estudia mucho mejor con alguien más. Esto ocurre cuando uno trabaja solo en casa, por ejemplo te encontrás abrumado te preparas un café y te cuesta volver a agarrar lo que estabas haciendo, en cambio en un ambiente común de trabajo hablas con otra persona y esas pausas que haces se hacen más corta y hasta se aprovechan más.

¿Qué otros beneficios trae?

Rodolfo: Además de la posibilidad de compartir todo el espacio físico y los equipamientos, también permite que si uno de los integrantes está trabajando en algún proyecto y tiene alguna duda, seguramente en la misma mesa tenés un especialista que pueda ayudarte sobre el tema.

Sumado a la sinergia respecto al mercado, por ejemplo si viene un cliente que necesita una página web y yo me ocupo de desarrollarla, ahí mismo recomiendo el trabajo de las chicas para el diseño con logos e imagen, la parte de marketing.

No hay competencia y en las mismas profesiones se puede compartir diseños, se puede avanzar un poco más.

Antonella: Otro de los beneficios que tiene es que para el emprendedor no implica una gran inversión inicial, porque es un costo fijo nosotros le proveemos de todo, tiene los recursos disponibles, herramientas y sólo va a trabajar.

Es una salida para muchos profesionales deben emigrar a otros lugares a trabajar, la idea es generar un ecosistema emprendedor para que la gente se quede en San Rafael y pueda desarrollarse como emprendedor sin tener que dejar tu familia, amigos o tu lugar.

Verónica: Es una opción para quienes se reciben, ser parte de este concepto, está muy bueno porque te da herramientas para empezar a armar tu red de contactos porque cuando apenas te recibís no conoces mucho y eso es muy bueno para cuando uno arranca.

¿Cómo se conocieron y decidieron unirse ustedes?

Verónica: Nosotras nos conocimos en un grupo de scout en el que yo soy miembro y Antonella lleva a su hijo. Un día hablando coincidimos en que las dos éramos diseñadoras y ella me propuso que trabajáramos juntas en una oficina común y cuando recién empezábamos con esto, llegó Rodolfo que también lleva a su hijo al grupo de scout y nos dijo que tenía un proyecto para nosotras.

Nos dijo que abriéramos un coworking, nos pusimos a leer y entender de qué se trataba y luego dijimos “vamos para adelante, probemos”.

Antonella: Desde el diseño gráfico le vimos muchísima salida y utilidad, en nuestra profesión se usa mucho eso de trabajar freelance, de manera independiente cada uno en su casa y yo he comprobado que trabajando a diario con otro diseñador no solo elimina distractores, sino que potencia el trabajo desde la creatividad y posibles proyectos que puedan surgir. Uno muchas veces se cansa de ver el mismo proyecto, lo mostrás a otro y otro te ayuda.

¿Qué profesionales pueden sumarse a esa “tribu” que han constituido?

Antonella: El coworking está abierto a cualquier profesional u emprendedor, estudiantes, ingenieros, marketineros. A todos los que les sirva un espacio para juntarse traer su computadora y trabajar es bienvenido.

Rodolfo: Nosotros manejamos el coworking pero somos coworkers y llamamos a todos los coworkers que se puedan sumar.

¿En Mendoza es el primer coworking?

Rodolfo: Ha habido varias experiencias funcionando en Mendoza, no se si con el concepto de coworking pero con objetivos similares, pero no se sí están funcionando. En Argentina hay varias experiencias, en Buenos Aires, Tucumán y San Luis.

Yo estuve conociendo coworkings en Colombia, en Chile y España, viendo que cosas hacían y se trabaja mucho con comunidad emprendedora. Siempre apoyándose en esos tres pilares, capacitación para generar redes, espacio de coworking y el apoyo de los inversores.

¿Dónde funciona Tribu Coworking?

Antonella: Estamos en Coronel Suárez 514, ahí pueden pasar a visitarnos y conocer el lugar y a nosotros. Si no nos manejamos mucho por el Facebook Tribu Coworking, somos una tribu emprendedora.

¿Qué proyecciones hay a futuro?

Rodolfo: Además hay un proyecto de una comunidad emprendedora ASEA, es otra posibilidad de agrupar a los emprendedores desde una comunidad ya hicimos un encuentro de emprendedores meet-úp en el que cada uno tenía la posibilidad de contar en pocos segundos de qué se trata su proyecto y de ahí enganchar a otras personas que deseen sumarse a su proyecto.

Ese es el puntapié inicial a la comunidad de emprendedores

Cuando uno tiene un proyecto, es importante comentarlo porque al comentar con un grupo de profesionales que se puedan interesar, ahí se genera el enganche y entre todos se arma el proyecto. Siempre habrá uno dirigiendo, pero se comparte parte de ese emprendimiento y de esa manera con el aporte de todos se pueden lograr cosas interesantes.

Es difícil hoy contratar a profesionales de diferentes especialidades para llevar a cabo un proyecto, pero si lo hacemos entre todos y le damos parte del proyecto, si nos va bien nos irá bien a todos y esa es la forma en la que se está trabajando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies