Compartir el espacio de trabajo se instala entre profesionales. ¿Conocemos la propuesta?

3 mayo 2016

Comentarios:

0
 mayo 3, 2016
 0
Categoría: Sin categoría
01 MAY 2016 – 00:00
 Compartir el espacio de trabajo se instala entre profesionales

Se trata del coworking, una tendencia global que poco a poco va haciendo escala en nuestro país. ¿Te animás a trabajar así?

Gastos administrativos carísimos, alquileres de locales imposibles de pagar, ineficiencia energética, la idea de volver a encontrarse con el otro, parar un poco con el intercambio mediado por la tecnología. Todo esto ronda en la cabeza de quienes echan fuego al coworking o al espacio común para trabajar.

La distribución del espacio, las sillas, las mesas, la decoración, todo es pensado en pos de disfrutar del momento laboral. Y darle inspiración al que elige ese lugar como su oficina.

Arquitectos, diseñadores, docentes, todos sentados en la misma mesa, cada uno con su proyecto o compartiendo una nueva idea para trabajar juntos.

Algunos datos.

En el 2015, había en el mundo 8.000 espacios destinados al coworking, 12 veces más que 5 años atrás.

¿Quiénes lo usan? Profesionales independientes, emprendedores, freelancers. Arquitectos, diseñadores, docentes, comunicadores, gestores, artistas.

La idea es complementarse, compartiendo los recursos, y construir comunidad.

Aunque para algunos les parezca que trabajar de manera independiente, sin jefes, ni horarios, y con la libertad de manejar tiempos de entrega es lo ideal, la práctica indica que necesita algo de orden, silencio, espacio y los coworking ayudan a esto. ¿Cómo? Cuando efectivamente no tenés oficina y la mesa de tu comedor es el lugar donde desplegás el plano, el tríptico recién impreso, tenés tres discos externos conectados a tu laptop, es momento de replantearse la jugada. A veces no se puede afrontar rentar un lugar entonces los espacios comunes de trabajo son la alternativa.

La luz natural se privilegia en éstos espacios, los colores estridentes y los materiales nobles imperan. Y si es una casa antigua, el ladrillo a la vista se explota.

“Ayudan a evitar el aislamiento, a separar vida y trabajo. Podés citar a un cliente en tu propio espacio laboral y profesional”, afirman desde Loft Coworking en Mar del Plata.

Eso si, hay que tener presente que el lugar se comparte con otros pares y que hay códigos de convivencia. Y esto no es un llamado de atención sino que tiene que ver con cómo moverse.

La primer alternativa, para aquellos que no se desempeñan en oficinas o que tuvieron que reinventarse a través del trabajo freelance, fue hacer posta en un bar o café, pero -si alguna vez lo probaste- es incómodo y hay muchos distractores. En este caso, llegás “al lugar a trabajar y la única preocupación es ser productivo”, comentan los gestores de la Semana del Coworking que se realizó en Buenos Aires. Y agregan que una reunión de trabajo que dura una hora ahorra entre 250 y 540 correos electrónicos.

Son espacios pensados desde lo sustentable, se propicia el uso de la bicicleta como vehículo para que los emprendedores se muevan en la ciudad y lleguen a la oficina compartida.

Termos, mate, yerba, tazas, café, agua fría y caliente, esperan a los trabajadores. Esto está incluido en la tarifa que el coworking El Hormiguero de Comodoro Rivadavia ofrece.

En términos ideales “la gran diferencia del coworking respecto a las clásicas oficinas es el espíritu de colaboración: la posibilidad de potenciarte con otros talentos, compartir conocimientos y relacionarte con el mundo laboral”.

Desde la Semana del Coworking enuncian que se busca “ahorrar en costos y tener mayor flexibilidad al delegar las cuestiones de infraestructura y servicios en el espacio”.

Las propuestas estéticas están muy presentes en cada nuevo coworking que se inaugura. En este caso, la idea de pintar una de las paredes con pintura para que funcione como pizarrón. En otro descubrimos que se pinta el calendario.

Generalmente todos incluyen:

• Espacio de trabajo individual.

• Conexión a internet por banda ancha y wifi.

• Uso de las instalaciones: cocina, living, café bar, baño.

• Impuestos y servicios pagos (luz, agua, gas)

• Servicio de limpieza.

Inspirados en la idea de las oficinas de Google donde es posible encontrar salas de relax, aquí GoWork en Buenos Aires ofrece este espacio pensado para descansar un rato y volver a arrancar.

Algunos tienen terrazas o patios y allí se puede hacer el asado de fin de proyecto.

Otros cuentan con espacios de usos múltiples donde se pueden realizar exposiciones, presentación de productos y algunos aprovechan para dar clases de sus disciplinas.

En la Patagonia, encontramos en Villa Regina a Distrito

Es un espacio compartido pero manteniendo la independencia que cada profesión y emprendimiento tiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies