El centro de apoyo a emprendedores empezará a funcionar en mayo

11 abril 2016

Comentarios:

0
 abril 11, 2016
 0
Categoría: Sin categoría

El Fondo Social Europeo subvenciona cuatro ediciones de cinco meses con asesoramiento experto de técnicos de la Escuela de Organización Industrial

 

a estadística dice que el 90% de las pymes que se crean no supera los tres años de vida. Y con la intención de dar la vuelta a este porcentaje se pone en marcha el programa de Coworking -varios empresarios en una misma oficina- financiado por el Fondo Social Europeo en Mérida.

La iniciativa surge por el convenio firmado en noviembre entre el Ayuntamiento y la Escuela de Organización Industrial, un órgano dependiente del Ministerio de Industria. Miguel Sánchez, director de iniciativa emprendedora de la EOI, explica que en breve se inicia la selección de candidatos y la idea pasa por empezar en mayo con la primera promoción, cuando Bruselas haya activado todos los fondos del presupuesto que se destina a estas iniciativas.

Los proyectos seleccionados tendrán cinco meses de oficina y asesoramiento de expertos gratuito para posteriormente independizarse. A la hora de elegir los candidatos, explica el profesor, el requisito fundamental es que tengan un proyecto empresarial avanzado y, sobre todo, haya estudiado su viabilidad. «Muchas veces los proyectos fracasan porque los emprendedores no estudian con detenimiento la viabilidad. Aquí cuentan con técnicos que les ayudarán a discernir más claramente antes de la inversión». Por experiencia en experiencias de este tipo, explica en EOI, el 90% de los seleccionados tiene después una larga vida empresarial. Si hay más proyectos posibles que plazas, veinte por edición, la selección final se hace según los criterios del Fondo Social Europeo. Se prima, por ejemplo, la innovación o las personas discapacitados.

A1-51321359.jpg

En la EOI creen sin embargo que en este caso no habrá mucho problemas porque casi noventa iniciativas para una ciudad como Mérida entra dentro de los parámetros habituales de emprendimiento. Más que la cantidad, explican en EOI, se valora la calidad. Aquí no caben, por ejemplo, gente con una simple idea de negocio o desempleados que prueban en el autoempleo su vuelta al mercado laboral. El acelerador de emprendedores está pensado para los que han dado varios pasos más. La idea de negocio la tienen muy desarrollada y necesitan el apoyo último para empezar a operar.

Mientras que los técnicos de la Escuela de Organización Industrial se encargan de la orientación, el Ayuntamiento cede para que puedan trabajar conjuntamente el edificio empresarial del programa Urban.

Tres personas por pyme

En cada proyecto seleccionado podrán participar hasta tres personas que serán los beneficiarios finales de la operación, lo que supone dar la oportunidad de hasta un máximo de 66 por edición. En el perfil habitual de estos programas abundan los jóvenes universitarios, pero también, explica el profesor de la EOI, los profesionales que tras más de una década en un sector aprovechan estos conocimientos para dar el salto empresarial.

Para cada edición se convocará una convocatoria pública dirigida a emprendedores que cumplan los requisitos para ser beneficiarios de la operación de acuerdo con la normativa derivada del Fondo Social Europeo.

El presupuesto del programa llega a los 800.000 euros. El 80% llega a través de los Fondos Sociales Europeos y el 20% restante lo pone.

Una vez finalizada cada edición, el objetivo es que los proyectos de los emprendedores que cuenten con mayor probabilidad de éxito puedan caminar solo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies