27 junio 2016

Comentarios:

0
 junio 27, 2016
 0
Categoría: Sin categoría

La ciudad adopta los espacios comunitarios con profesionales independientes o mipymes que buscan expandir sus proyectos, al tiempo que se vuelven más productivos

Un emprendedor trabaja en su laptop en uno de los espacios que ofrece Urban Office.
Un emprendedor trabaja en su laptop en uno de los espacios que ofrece Urban Office.

San Pedro Sula, Honduras

Ante la proliferación de proyectos liderados por emprendedores, una casa ya no es el espacio propicio para hacer crecer una idea innovadora.

La ciudad parece estar lista para adoptar un coworking como el lugar donde los trabajadores independientes hacen sus proyectos aún más rentables.

Un reciente ejemplo de esta modalidad es Urban Office, que surge como una oficina comunitaria donde los usuarios pueden elegir entre planes de alquiler grupales o corporativos que se adapten a sus presupuestos. Esta modalidad les permite convivir con más personas que como ellos comparten la idea de trabajar de forma distinta.

En el coworking, profesionales independientes, mipymes o emprendedores trabajan en espacios compartidos, al tiempo que impulsan sus proyectos o empresas.

“Hay estudios que demuestran que esta modalidad ayuda a la salud mental, ingresos o productividad de las personas”, dice Luis Vides, encargado de comunicaciones de Urban Office, quien está totalmente convencido de que San Pedro Sula está preparada para los coworking.

La idea surgió hace ocho años, pero el contexto no parecía el adecuado para hacer despegar este proyecto. Sin embargo, el apoyo constante de las universidades hacia la comunidad de emprendedores y organizaciones como Impact Women Honduras, Thinkers, entre otras, hacen que este momento sea el adecuado, considera Vides.

Para información sobre esta oficina puede visitar el sitio web www.urbanofficehn.com o el usuario Urban Office en Facebook o Instagram.

Cuenta con recepción, sala de conferencias, terraza y espacios modernos de trabajo.

“La ciudad adopta una cultura de emprendimiento y está dando productos bien interesantes, ya que hoy en día tiene un coworking, que es sinónimo de más emprendimiento, y sin duda el avance más importante que hemos logrado en 2016”, indica Gustavo Flores, cofundador de la aplicación Movitext.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies