(Español) Espacios comunes de oficinas: por qué cada vez son más elegidos

27 July 2017

Comentarios:

0
 July 27, 2017
 0
Categoría: Sin categoría

Espacios comunes de oficinas: por qué cada vez son más elegidos
Emprendedores, trabajadores independientes y miembros de empresas que trabajan a distancia; cuáles son los principales beneficios
VIERNES 21 DE JULIO DE 2017 • 11:07
En la Argentina operan varias firmas que ofrecen este tipo de espacios
En la Argentina operan varias firmas que ofrecen este tipo de espacios.

“Los cambios en los tipos y modalidades de trabajo hacen que el espacio para realizar esta actividad sea cada vez más informal, colaborativo y cercano a los lugares donde se vive y está el esparcimiento”, dice Domingo Speranza, fundador y CEO de Newmark Grubb BACRE, empresa que brinda servicios inmobiliarios integrales de brokerage y asesoramiento de acuerdo a las necesidades de empresas, inversores y desarrollistas.

El stock rentable de oficinas clase A en la Ciudad de Buenos Aires es en la actualidad de 1,2 millones de m2. El 4,8% pertenecen hoy a espacios de renta flexible o de coworking. Basta ver la progresión de los números para confirmar que esta es una tendencia que se afianza. En el año 2000 los m2 de espacio flexible o alquiler temporario de oficinas era menor a los 10.000m2 (6.500m2 para ser exactos). En 2010, la superficie ofrecida era de 20.000m2. Hoy esa cifra llegó a los 60 mil metros cuadrados. “Y proyectamos para 2020 que alcancen los 70 mil”, estima Speranza.

Por qué crece esta modalidad de trabajo en una oficina integrada? Los motivos son varios:

Los costos de ocupación son semejantes al espacio tradicional, cambia el concepto, la flexibilidad y la experiencia,

La aplicación de la tecnología,

La irrupción de una nueva generación al trabajo y

La creciente necesidad de mayor flexibilidad por parte de usuarios y empresas empujan la demanda.

Hace unas pocas décadas atrás las oficinas estaban concentradas en el centro porque allí estaban las líneas de teléfono. En una época de comunicación omnipresente, la oficina está en el lugar en el que uno tiene sus herramientas de trabajo. De múltiples despachos en un mismo piso, a los espacios abiertos y del edificio corporativo a distintos lugares en los que los empleados desarrollan su tarea, el mundo del trabajo fue adaptándose no sólo por el empuje de los millennials.

“Este cambio no es una moda pasajera. Es similar a cuando irrumpió el open space: pero ahora no es sólo un espacio abierto sino más colaborativo. Antes era hacer más eficiente el espacio, no era un concepto de cultura y de modo de trabajo. Todas las empresas tienen su workplace, porque están incorporando millennials digitales, que tienen un modo de trabajo distinto y buscan espacios confortables. Ya no se trata de solo generar espacios de trabajo sino de crear comunidad, compartir espacios, experiencias, proyectos”, describe Speranza.

Los esquemas también varían. Compañías que tienen sedes en distintos lugares del mundo, usan el formato de “asientos calientes”: oficinas en cualquier lugar, línea transferida, locker personal, no hay cajones fijos.

Otras eligen el intermedio: las oficinas temporales. “Espacios alquilados, pero con contratos mensuales y oficinas separadas”, detalla Speranza. “En espacios de coworking, vas a trabajar a un espacio común pero que no es de tu empresa. Esto les permite a las organizaciones tener más cintura para moverse, sin tener que alquilar grandes espacios, para proyectos que quizás en un par de años no existan más.

Los costos también son muy efectivos. Las universidades son un buen ejemplo, con espacios de colearning”, detalla Speranza.

Las firmas que los administran cobran por posición y las tarifas varían según sea para espacio en área común sin lugar asignado hasta oficinas propias cerradas con mayor independencia, Dependiendo el tipo de membresía, se puede utilizar otras sedes en distintos países y con simplemente conectar tu computadora ya tenés habilitado todos los servicios (wifi, impresores, etc) “, y agrega: “también,hay empresas arman proyectos fuera de las oficinas propias y recurren a espacios de este tipo.

En la Argentina operan varias firmas que ofrecen este tipo de espacios: Wework a pocos meses de desembarcar lidera el mercado por stock, Regus, La Maquinita, Area 3, Urban Station, Graciela Lazarte en Cordoba, entre otros. “Es un cambio de paradigma en muchos aspectos, desde quien realiza la inversión de capital, uso del espacio, ubicación, sentido de pertenencia cambiando de compartir espacio a la generación de comunidad, con principios y proyectos colaborativos y afines. Sin dudas es un cambio que recién comienza y se consolida como concepto no solo local sino global”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies