7 marzo 2016

Comentarios:

0
 marzo 7, 2016
 0
Categoría: Sin categoría

 

Taller de textil. Está ubicado en la planta baja del edificio con todo el equipamiento necesario para los creadores que lo ocupen.

  • inaugurada en el edificio Torrekua la primera incubadora colaborativa de oficios artesanos y creativos de Euskadionómica, Medio Rural y Equilibrio Territorial, Ainhoa Aizpuru, inauguraron ayer al mediodía en el edificio Torrekua de Errenteria el polo de emprendizaje colaborativo Habian!, que en sus cuatro plantas acoge oficios relacionados con el textil, la joyería, bisutería, las nuevas tecnologías, o el coworking creativo, con la intención en un futuro próximo de dar paso también a la carpintería y madera.

La inauguración estuvo a la altura de la innovación que se pretende, ya que el tradicional corte de cinta por Mendoza y Aizpuru, se sustituyó por el corte de un cordel que sujetaba unos globos de colores atados a un maniquí, que representa uno de los sectores principales, el textil, que se alojan en Torrekua.

Julen Mendoza agradeció además de a la Diputación, a AEG, Easo y Artiola, como entidades colaboradoras en su puesta en marcha y a Félix Vela, que gestionará la fábrica tecnológica y a Jon Bengoetxea, que hará lo propio con la de coworking creativo.

El alcalde de Errenteria, Julen Mendoza y la diputada foral de Promoción Ec

Mendoza dijo que Habian! es fruto de una reflexión realizada en 2012 en el marco del Plan Estratégico de Errenteria, que buscaba una salida al declive industrial de la villa y por extensión de la comarca de Oarsoaldea, que es una de las zonas más degradadas socioeconómicamente de Gipuzkoa.

Una de las apuestas para revertir esta situación es la de impulsar el ‘ADN Kreaktiboa’ y uno de los primeros pasos es la puesta en marcha de este polo de emprendizaje en Torrekua, un proyecto de talleres colaborativos centrados en los oficios creativos y donde se ofrecen espacios de trabajo y venta directa, maquinaria y equipamiento básico y también servicios de asesoramiento en gestión, comercialización y financiación. El taller funcionará como vivero orientado a potenciar el arranque y consolidación de proyectos laborales con una estancia temporal limitada a tres años.

Casco histórico

Además permitirá recuperar un edificio emblemático como Torrekua, en el marco más amplio de la rehabilitación del casco histórico de Errenteria.

Tras el corte de la cinta, las autoridades, entre las que estaba también el alcalde de Lezo, Kepa Garbizu y ediles de los distintos municipios de Oarsoaldea, visitaron el interior de Torrekua.

Taller Textil

Juanjo Ucar de Artiola explicó que en la planta baja está ubicado el taller de textil dotado con maquinaria y elementos para realizar en su integridad la fabricación de productos textiles, desde el diseño, patronaje, el corte, la confección y la exposición de los mismos una vez acabados.

Dicha planta dispone de cuatro plazas, mientras que en el primer piso, que está destinado a la sección de joyería-bisutería hay seis plazas disponibles, que podrían ampliarse a dos o tres más en función de la demanda. En este caso, al igual que en el anterior, la dotación de material es también completa y la disposición de los seis lugares de trabajo es colindante, ya que se busca que exista una amplia colaboración entre los artesanos que soliciten las plazas.

El segundo piso, con una amplia dotación de ordenadores, está destinado a la tecnología creativa y según explicó Félix Vela, impulsor de empresas tecnológicas exitosas como Forvo o Diversius, su principal misión es la de atraer talento y que «gente que tenga sus ideas y desarrollos puedan venir a trabajar a este edificio,para que tengan un apoyo y asesoramiento directo, que límite la posibilidad de errores».

Impresoras en 3D

Por último, en la tercera planta está el área de coworking creativo, dotado con numerosas impresoras en 3D. Dicha área cuenta con una capacidad de 11 plazas y su responsable, Jon Bengoetxea, impulsor de la empresa Tumaker, dijo que se busca en ella que gente con ideas tenga un medio para convertirlas en realidad.

Una vez finalizada la visita a Torrekua, Ainhoa Aizpuru felicitó a Errenteria, Oarsoaldea y Gipuzkoa por disponer de un edificio de estas carcterísticas, que puede ser un ejemplo para desarrollarlo en otros lugares y destacó que es una buena mezcla al acoger oficios que vienen de una tradición como el textil o la jovería y comparten espacio con actuales como las nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies