20 junio 2016

Comentarios:

0
 junio 20, 2016
 0
Categoría: Sin categoría

En apenas dos años han abierto ocho espacios de trabajo colaborativo al que acuden autónomos o “freelance” que no pueden pagarse su propia oficina o que quieren ampliar sus conocimientos técnicos con otras disciplinas

Espacio Nido fue el primer espacio de coworking que abrió en Vigo, tuvo que ampliar tres veces sus instalaciones por la alta demanda.

Espacio Nido fue el primer espacio de coworking que abrió en Vigo, tuvo que ampliar tres veces sus instalaciones por la alta demanda.

El mercado laboral se ha transformado por completo en el último lustro. El alto nivel de desempleo y la escasa demanda de las empresas de trabajadores lleva a muchas personas al autoempleo. Pero lanzarse al mundo de los autónomos tiene un primer problema, donde trabajar. La influencia del mundo anglosajón,en cuanto a nuevas tendencias, se dejó ver una vez más.
Los emprendedores trajeron de Madrid o Barcelona estas ideas para fundar los espacios “coworking”, que empiezan a invadir la ciudad. Que el anglicismo no asuste. El espíritu de estos centros es compartir los gastos de alquiler, luz, Internet, agua y otros servicios fundamentales para desarrollar una actividad empresarial. Pero también generar una comunidad en la que el conocimiento se comparte entre los diferentes miembros, en donde los proyectos secretos o exclusivos se desvanecen para obtener consejo de los compañero sentados al lado de cada uno.
Es un estilo de trabajo que tiene sus orígenes a mediados de la década de 1990 en Berlín, ciudad siempre abierta a nuevas propuestas creativas. Ahora funcionan actualmente en Vigo ocho centros de “coworking” en diferentes zonas de la ciudad, eminentemente en el centro.
El coworking actúa a modo de vivero de empresas privado, que ofrece a autónomos y pequeñas pymes un lugar para trabajar, cubriendo muchas de sus necesidades en cuanto a medios —acceso a salas de reuniones, etc.—  y que permite estar en contacto con otros profesionales y aprovechar las sinergias que se crean entre los profesionales que comparten este tipo de oficinas.
Pese a lo que podría parecer por las nuevas incorporaciones en el campo del coworking en Vigo —la gestación de una ‘burbuja’ de este tipo negocios.
Lo cierto es que los coworking que han abierto han procurado distinguirse en su oferta con una filosofía dirigida a un perfil muy determinado.n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies