Siete modelos de negocio que jaquearon reglas de mercado

Siete modelos de negocio que jaquearon reglas de mercado
Pocos las vieron venir, pero cambiaron las normas de juego en varios sectores en Uruguay; luego de la disrupción, referentes en siete áreas cuentan qué tendencias se avecinan en los próximos años.
FOTO

Autos eléctricos. La nueva tendencia aún no llegó con fuerza pero se espera que a futuro sea común. (Foto: Francisco Flores)

Contenedores. A futuro podrán llegar a conformar barrios completos.

Variedad. En botella y con más sabores es la tendencia de la cerveza artesanal. (Foto: Fernando Ponzetto)

Nómades. En el cowork se avisoran personas que trabajarán y vivirán por cortos períodos de tiempo en diferentes lugares. (Foto: Archivo El País)

Propósito. El modelo de empresa cuyo fin es social o medioambiental pero es a la vez redituable, crecerá a futuro.

Centro. Las fintech cambiaron el modelo de negocio financiero, a corto plazo todo se hará a distancia y desde donde el usuario lo desee.
1/6
Ver galeria

Vota por esta noticia:
12345 4 votos

TEMAS
UTE – cerveza artesanal – autos eléctricos – Fintech – Empresas B – Mastra – coworking – Sinergia Cowork – Kinko – 3vectores – Sistema B – Multicontainer – casas de contenedores – tiendas de cercanía – modelo de negocio disruptivos
21 abr 2017
«A todos nos nos va a llegar nuestro Uber», vaticinó hace más de un año el publicista Álvaro Moré. Su profecía se ha hecho realidad, por lo menos para varios sectores de actividad. Por economía, mejor servicio, rapidez, cercanía, y una búsqueda de cooperación y mayor calidad de vida —entre otras variables—, en distintos mercados aparecieron jugadores que encontraron una veta para desarrollar un nuevo modelo de negocio sin seguir las reglas preestablecidas de sectores con larga tradición en Uruguay.La cerveza artesanal, el coworking, las tiendas de conveniencia, los autos eléctricos, los modelos de construcción alternativos con contenedores, las fintech y las empresas B, son una muestra de ello.

El momento de disrupción quedó atrás, los negocios maduraron y es el tiempo de asumir nuevos desafíos. A continuación, las tendencias que asoman en el horizonte de cada uno de estos sectores.

Cerveza artesanal
El 2007 marcó un antes y un después en el mercado cervecero uruguayo. Mastra, la primera cerveza artesanal del país, entró al ruedo. Desde entonces, no solo se multiplicaron los litros y las variedades, sino también las marcas —se estiman unas 25 registradas—. A 10 años, han ganado amplios espacios en tiendas especializadas y góndolas de supermercado, aunque el mayor canal de venta es el consumo de tirada de chop, reconoce Wilfredo Camacho, fundador de Mastra. De todos modos, el precursor de las artesanales entiende que esta forma de consumo llegó a un techo y el crecimiento será de ahora en más en los hogares mediante botellas —con una tendencia a más grandes (500 mL) porque da mayor penetración de mercado— y barriles. Asimismo, Camacho reconoció que el paladar del consumidor se complejizó y demanda mayor variedad. «Quiere más alcohol, más sabor, más aromas, más lúpulo. Si bien las más vendidas son las más equilibradas, el público de la cerveza artesanal es más movedizo».

Coworking
Inspirados por un movimiento que tomaba forma en el mundo desarrollado, seis emprendedores crearon Sinergia Cowork (Palermo), el primer espacio de trabajo compartido del país. Su proyecto prosperó y ahora pululan otros de la misma especie. En tres años la cultura coworking se multiplicó, Sinergia sumó un nuevo local en Carrasco, desde Chile llegó Co-Work Latam, abrió Espacio Serratosa, YouHub y StartUp, Cowork and Café en Punta del Este. El rubro evolucionó y aparecieron los cowork temáticos: Sinergia Tech, Sinergia Design, y Sinergia WTC (fintech), una de las tendencias hacia donde va este sector, afirmó Martín Larre, actual CEO de Sinergia Cowork. Además, según Larre, la nueva generación de trabajadores, los nómades digitales, moldearán este negocio que incluye el coliving (vivienda compartida). «Estas personas trabajarán desde cualquier lugar del mundo, dos meses en Uruguay, dos en Chile, tres en EE.UU. Por eso, la tendencia es que los cowork logren acuerdos con otros espacios en diferentes partes del mundo».

Tiendas de cercanía
Kinko, Devoto Express, Frog, Ta!, Punto Shop y Tiendas 360. Las tiendas de conveniencia (o de cercanía) son un modelo de negocio de retail que apunta a las compras diarias y une la calidez y atención personalizada del almacén de barrio con la calidad de los servicios e infraestructura de las grandes superficies. El modelo del «nuevo almacén» desembarcó en Uruguay en 2012 de la mano de Juan Ravecca —quien importó la idea de Chile— y así creó la cadena Kinko. Desde entonces, la forma de consumo cambió y a pesar de que constantemente se suman locales el modelo de negocio no está agotado, aseguró Ravecca. «Por el tipo de vida de las personas, todos los barrios necesitan algo de esto. A futuro crecerá tanto en Montevideo como en el interior del país», vaticinó. Otra de las tendencias del negocio es la venta online. «Por ejemplo, en los próximos meses lanzaremos un sistema de compra y venta online. Aún estamos definiendo si se ofrecerá retirarlo en los locales o si lo enviaremos al hogar», adelantó.

Autos eléctricos
«Los autos eléctricos dominarán las calles». Esta visión del cofundador de la empresa de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, está más cerca de la realidad. La semana pasada, su compañía destronó a General Motors y se convirtió en la automotriz más valiosa de EE.UU. La introducción de estos vehículos en Uruguay es lenta, pero creciente. En 2015 la Dirección Nacional de Energía, la Intendencia de Montevideo y UTE incorporaron algunos minibuses y taxis 100% eléctricos. Tienen ventajas por ser silenciosos, amigables con el medioambiente y económicos de mantener, pero su alto costo inicial no se amortigua a corto plazo, a menos que se realicen 250 kilómetros por día. «A futuro imagino que habrá gente que lo tendrá como vehículo propio y lo utilizará como carpooling (compartir viajes y costos)», aseguró el director de la consultora de reducción de costos energéticos SEG Ingeniería, Fernando Schaich. Encontrar dónde cargar el vehículo es el mayor problema para los usuarios, pero a medida que avance se instalarán más, «es como el huevo y la gallina», recalcó el experto.

Casas de contenedores
Escoger viviendas hechas con contenedores marítimos gana fuerza en Uruguay. Con el precio y rapidez como insignia, proliferaron en la última década las empresas que comercializan estas estructuras. La pionera en el país fue Multicontainer, que comenzó este negocio en 2001. Su director, Gustavo Segovia, considera que la tendencia para los próximos años será utilizar los módulos para construir barrios enteros de contenedores y complejos estudiantiles, adaptaciones que ya funcionan en países como Holanda y Alemania. «No es remoto pensar que pronto desembarcará por estos lares. No creo que esto se desarrolle este año, pero sí quizá el que viene», señaló. Según Segovia, crear un complejo estudiantil para 20 personas tardaría solo tres o cuatro meses. Una de las dificultades para adquirir estas viviendas es que no aplican a los créditos del Banco Hipotecario pese a que aumenta el financiamiento con la banca privada. «La industria optó por acordar con los privados, por el dinamismo que ofrecen», puntualizó Segovia, y agregó que estudian nuevas posibilidades en esta área.

Fintech
El financiero es uno de los sectores que más cambió en los últimos años. Los avances tecnológicos modificaron la forma de consumir sus productos y nuevos jugadores surgieron en el mercado, las fintech. El usuario cambió su comportamiento, ya no quiere ir a los bancos sino que demandan que éstos vayan hacia él, opinó Ana Inés Echavarren, CEO de Banking. «Quieren todo en forma digital, que no se tenga que ir ni a poner una firma. Proliferarán los chatbots y, como ya existen en ciertos países, sistemas de videoconferencias para hablar con ejecutivos de cuentas», amplió. A tal punto desean elegir cómo consumir, que en Europa obligaron a los bancos a abrir sus interfaces para que sea posible que el usuario administre todas cuentas «desde la que más guste». Echavarren entiende que la incorporación de inteligencia artificial y machine learning detrás de las plataformas será otro gran salto. «Se podrá conocer mejor al cliente, entender sus patrones de comportamiento y determinar así el producto adecuado para esa persona». Además, según la experta, las nuevas startups no sustituirán a los actuaSiete modelos de negocio que jaquearon reglas de mercado
Pocos las vieron venir, pero cambiaron las normas de juego en varios sectores en Uruguay; luego de la disrupción, referentes en siete áreas cuentan qué tendencias se avecinan en los próximos años.
FOTO

Autos eléctricos. La nueva tendencia aún no llegó con fuerza pero se espera que a futuro sea común. (Foto: Francisco Flores)

Contenedores. A futuro podrán llegar a conformar barrios completos.

Variedad. En botella y con más sabores es la tendencia de la cerveza artesanal. (Foto: Fernando Ponzetto)

Nómades. En el cowork se avisoran personas que trabajarán y vivirán por cortos períodos de tiempo en diferentes lugares. (Foto: Archivo El País)

Propósito. El modelo de empresa cuyo fin es social o medioambiental pero es a la vez redituable, crecerá a futuro.

Centro. Las fintech cambiaron el modelo de negocio financiero, a corto plazo todo se hará a distancia y desde donde el usuario lo desee.
1/6
Ver galeria

Vota por esta noticia:
12345 4 votos

TEMAS
UTE – cerveza artesanal – autos eléctricos – Fintech – Empresas B – Mastra – coworking – Sinergia Cowork – Kinko – 3vectores – Sistema B – Multicontainer – casas de contenedores – tiendas de cercanía – modelo de negocio disruptivos
21 abr 2017
«A todos nos nos va a llegar nuestro Uber», vaticinó hace más de un año el publicista Álvaro Moré. Su profecía se ha hecho realidad, por lo menos para varios sectores de actividad. Por economía, mejor servicio, rapidez, cercanía, y una búsqueda de cooperación y mayor calidad de vida —entre otras variables—, en distintos mercados aparecieron jugadores que encontraron una veta para desarrollar un nuevo modelo de negocio sin seguir las reglas preestablecidas de sectores con larga tradición en Uruguay.La cerveza artesanal, el coworking, las tiendas de conveniencia, los autos eléctricos, los modelos de construcción alternativos con contenedores, las fintech y las empresas B, son una muestra de ello.

El momento de disrupción quedó atrás, los negocios maduraron y es el tiempo de asumir nuevos desafíos. A continuación, las tendencias que asoman en el horizonte de cada uno de estos sectores.

Cerveza artesanal
El 2007 marcó un antes y un después en el mercado cervecero uruguayo. Mastra, la primera cerveza artesanal del país, entró al ruedo. Desde entonces, no solo se multiplicaron los litros y las variedades, sino también las marcas —se estiman unas 25 registradas—. A 10 años, han ganado amplios espacios en tiendas especializadas y góndolas de supermercado, aunque el mayor canal de venta es el consumo de tirada de chop, reconoce Wilfredo Camacho, fundador de Mastra. De todos modos, el precursor de las artesanales entiende que esta forma de consumo llegó a un techo y el crecimiento será de ahora en más en los hogares mediante botellas —con una tendencia a más grandes (500 mL) porque da mayor penetración de mercado— y barriles. Asimismo, Camacho reconoció que el paladar del consumidor se complejizó y demanda mayor variedad. «Quiere más alcohol, más sabor, más aromas, más lúpulo. Si bien las más vendidas son las más equilibradas, el público de la cerveza artesanal es más movedizo».

Coworking
Inspirados por un movimiento que tomaba forma en el mundo desarrollado, seis emprendedores crearon Sinergia Cowork (Palermo), el primer espacio de trabajo compartido del país. Su proyecto prosperó y ahora pululan otros de la misma especie. En tres años la cultura coworking se multiplicó, Sinergia sumó un nuevo local en Carrasco, desde Chile llegó Co-Work Latam, abrió Espacio Serratosa, YouHub y StartUp, Cowork and Café en Punta del Este. El rubro evolucionó y aparecieron los cowork temáticos: Sinergia Tech, Sinergia Design, y Sinergia WTC (fintech), una de las tendencias hacia donde va este sector, afirmó Martín Larre, actual CEO de Sinergia Cowork. Además, según Larre, la nueva generación de trabajadores, los nómades digitales, moldearán este negocio que incluye el coliving (vivienda compartida). «Estas personas trabajarán desde cualquier lugar del mundo, dos meses en Uruguay, dos en Chile, tres en EE.UU. Por eso, la tendencia es que los cowork logren acuerdos con otros espacios en diferentes partes del mundo».

Tiendas de cercanía
Kinko, Devoto Express, Frog, Ta!, Punto Shop y Tiendas 360. Las tiendas de conveniencia (o de cercanía) son un modelo de negocio de retail que apunta a las compras diarias y une la calidez y atención personalizada del almacén de barrio con la calidad de los servicios e infraestructura de las grandes superficies. El modelo del «nuevo almacén» desembarcó en Uruguay en 2012 de la mano de Juan Ravecca —quien importó la idea de Chile— y así creó la cadena Kinko. Desde entonces, la forma de consumo cambió y a pesar de que constantemente se suman locales el modelo de negocio no está agotado, aseguró Ravecca. «Por el tipo de vida de las personas, todos los barrios necesitan algo de esto. A futuro crecerá tanto en Montevideo como en el interior del país», vaticinó. Otra de las tendencias del negocio es la venta online. «Por ejemplo, en los próximos meses lanzaremos un sistema de compra y venta online. Aún estamos definiendo si se ofrecerá retirarlo en los locales o si lo enviaremos al hogar», adelantó.

Autos eléctricos
«Los autos eléctricos dominarán las calles». Esta visión del cofundador de la empresa de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, está más cerca de la realidad. La semana pasada, su compañía destronó a General Motors y se convirtió en la automotriz más valiosa de EE.UU. La introducción de estos vehículos en Uruguay es lenta, pero creciente. En 2015 la Dirección Nacional de Energía, la Intendencia de Montevideo y UTE incorporaron algunos minibuses y taxis 100% eléctricos. Tienen ventajas por ser silenciosos, amigables con el medioambiente y económicos de mantener, pero su alto costo inicial no se amortigua a corto plazo, a menos que se realicen 250 kilómetros por día. «A futuro imagino que habrá gente que lo tendrá como vehículo propio y lo utilizará como carpooling (compartir viajes y costos)», aseguró el director de la consultora de reducción de costos energéticos SEG Ingeniería, Fernando Schaich. Encontrar dónde cargar el vehículo es el mayor problema para los usuarios, pero a medida que avance se instalarán más, «es como el huevo y la gallina», recalcó el experto.

Casas de contenedores
Escoger viviendas hechas con contenedores marítimos gana fuerza en Uruguay. Con el precio y rapidez como insignia, proliferaron en la última década las empresas que comercializan estas estructuras. La pionera en el país fue Multicontainer, que comenzó este negocio en 2001. Su director, Gustavo Segovia, considera que la tendencia para los próximos años será utilizar los módulos para construir barrios enteros de contenedores y complejos estudiantiles, adaptaciones que ya funcionan en países como Holanda y Alemania. «No es remoto pensar que pronto desembarcará por estos lares. No creo que esto se desarrolle este año, pero sí quizá el que viene», señaló. Según Segovia, crear un complejo estudiantil para 20 personas tardaría solo tres o cuatro meses. Una de las dificultades para adquirir estas viviendas es que no aplican a los créditos del Banco Hipotecario pese a que aumenta el financiamiento con la banca privada. «La industria optó por acordar con los privados, por el dinamismo que ofrecen», puntualizó Segovia, y agregó que estudian nuevas posibilidades en esta área.

Fintech
El financiero es uno de los sectores que más cambió en los últimos años. Los avances tecnológicos modificaron la forma de consumir sus productos y nuevos jugadores surgieron en el mercado, las fintech. El usuario cambió su comportamiento, ya no quiere ir a los bancos sino que demandan que éstos vayan hacia él, opinó Ana Inés Echavarren, CEO de Banking. «Quieren todo en forma digital, que no se tenga que ir ni a poner una firma. Proliferarán los chatbots y, como ya existen en ciertos países, sistemas de videoconferencias para hablar con ejecutivos de cuentas», amplió. A tal punto desean elegir cómo consumir, que en Europa obligaron a los bancos a abrir sus interfaces para que sea posible que el usuario administre todas cuentas «desde la que más guste». Echavarren entiende que la incorporación de inteligencia artificial y machine learning detrás de las plataformas será otro gran salto. «Se podrá conocer mejor al cliente, entender sus patrones de comportamiento y determinar así el producto adecuado para esa persona». Además, según la experta, las nuevas startups no sustituirán a los actuales jugadores: «Si el banco compite bien a nivel tecnológico es difícil que desaparezca».

Empresas B
En el mundo son 2.000. En Uruguay, 10. Son las «empresas B», que tienen un propósito ambiental, social o cultural, pero no son ONG, trabajan con la fuerza del mercado. Se diferencian de las S.A. o S.R.L. en que no buscan maximizar el lucro como fin en sí mismo, sino como un medio para cumplir con su propósito. En 2014 la firma de diseño sustentable 3Vectores inició la movida que ya nuclea unas 250 personas en Uruguay (empresas, asociados, entre otros). El próximo paso es que un gran actor (gobierno o gran empresa) promueva el formato. Para eso existe una herramienta de evaluación y 297 empresas locales ya se registraron para conocerla. «Si un gran actor decide evaluarse, muchas empresas querrán medirse y tendremos otra escala para incorporar la sustentabilidad al modelo de negocio», dijo la fundadora de 3Vectores y presidenta de Sistema B Uruguay, Giselle Della Mea. Además, un grupo de abogados está redactando un borrador de la Ley B, basándose en la de Sociedad B de Argentina, a punto de ser aprobada.les jugadores: «Si el banco compite bien a nivel tecnológico es difícil que desaparezca».

Empresas B
En el mundo son 2.000. En Uruguay, 10. Son las «empresas B», que tienen un propósito ambiental, social o cultural, pero no son ONG, trabajan con la fuerza del mercado. Se diferencian de las S.A. o S.R.L. en que no buscan maximizar el lucro como fin en sí mismo, sino como un medio para cumplir con su propósito. En 2014 la firma de diseño sustentable 3Vectores inició la movida que ya nuclea unas 250 personas en Uruguay (empresas, asociados, entre otros). El próximo paso es que un gran actor (gobierno o gran empresa) promueva el formato. Para eso existe una herramienta de evaluación y 297 empresas locales ya se registraron para conocerla. «Si un gran actor decide evaluarse, muchas empresas querrán medirse y tendremos otra escala para incorporar la sustentabilidad al modelo de negocio», dijo la fundadora de 3Vectores y presidenta de Sistema B Uruguay, Giselle Della Mea. Además, un grupo de abogados está redactando un borrador de la Ley B, basándose en la de Sociedad B de Argentina, a punto de ser aprobada.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies