Todo lo que no debes hacer si no quieres ser la persona más odiada en un espacio de coworking

18 febrero 2019

Comentarios:

0
 febrero 18, 2019
 0
Categoría: Sin categoría

Buenos hábitos laborales

Todo lo que no debes hacer si no quieres ser la persona más odiada en un espacio de coworking


La convivencia siempre es difícil y más cuando se trata de un espacio de trabajo compartido


Todo lo que no debes hacer si no quieres ser la persona más odiada en un espacio de coworking
Educación y respeto son la clave para no resultar un incordio para tus compañeros de espacio de trabajo (JackF / Getty Images/iStockphoto)

Redacción

Cuando trabajas en un espacio de coworking, no queda más remedio que compartir tu jornada laboral con otras empresas y una gran variedad de personas. Si de por sí es natural que surjan ciertos ‘roces’ en una oficina cualquiera de una misma compañía, esto puede verse multiplicado por mil cuando se trata de unos de estos espacios comunes.

Seguro que alguna vez te has topado con ese típico compañero que, según aparece por la puerta, piensas: “por su culpa hoy todos nos iremos media hora más tarde” o “a ver qué hace hoy” ¿Ya sabes de quién hablamos, verdad? Si aún no sabes a qué nos referimos, puede que sea porque tú seas ‘esa persona’ que incordia a los demás con sus hábitos y actitudes molestos. Para que no metas la pata, ¡toma nota!, aquí recopilamos algunas de las conductas que más molestan a la gente en los espacios de coworking:

1. Poner vídeos, música o hablar por teléfono sin usar los cascos

Debes tener en cuenta que estás en un espacio compartido, así que presta atención al volumen de tu voz. “Nos ha pasado muchas veces que una persona está escuchando música o viendo videos con los cascos, pero estos no están conectados con el ordenador ¡Así que todo el mundo está escuchando su música en alto y no se da cuenta!”, asegura Meghan Corte, Coworking Manager de La Vaca.

2. ¡No acapares los espacios comunes!

Los espacios de coworking son lugares en los que todos los trabajadores deben compartir recursos como las salas de reuniones, de ordenadores o la cocina. Ten en cuenta a los demás, no estás en despacho privado. Corte cuenta varios casos en los que algún coworker se ha pasado de la raya. Por un lado, en el uso de la cocina: “La gente suele traer tápers que calientan en el microondas, ¡pero ya nos ha pasado que una persona está más tiempo en la cocina que en el coworking trabajando! No tenía una buena cocina en su piso y venía a La Vaca solo para cocinar. Se preparaba platos super elaborados, ensuciando todo el espacio”.

Con otros, el problema han sido las salas para hablar por Skype del centro: “Un chico vino a hacerse una tarifa de medio día y acabó reservando las salas todos los días durante 3 horas en el mismo horario. En resumen, parecía que tenía un despacho privado y claro no encajaba bien con la filosofía de compartir que defendemos en estos espacios”.

3. No abuses de los servicios que brinda el espacio

En la línea del anterior consejo, debes informarte primero de las condiciones del espacio y no abusar de los servicios que en él se ofrecen ¡Puedes ganarte enemigos! “Nosotros aceptamos recibir algunos paquetes de los coworkers porque sabemos que a veces es más fácil poner la dirección del lugar donde trabajas. No obstante, un chico que contrató este servicio no venía al coworking y acabamos recibiendo 4 o 5 paquetes y cartas suyas todos los días ¡Éramos como su oficina de correos particular!”, relata Corte.

4. No comas en la mesa ¡Usa la cocina!

No vayas a calentar tu comida y vuelvas con tu oloroso táper a la mesa. Ten en cuenta que lo que a ti te puede parecer delicioso para otros puede ser un hedor pestilente y desagradable. En este sentido, Laia Ortiz, Office Manager del espacio de coworking Meetbcn, señala que “al buen coworker le gusta comer en la cocina para no molestar con olores al resto de compañeros y lavar sus platos, cubiertos y vasos tras una agradable y divertida hora de la comida”. La limpieza es otra normal fundamental para una buena convivencia.

5. No cuesta nada decir “¡Hola!”, “Buenos días” o “¡Hasta mañana!”

Esto debería ser un mantra para la vida en general, no solo para un trabajador de un espacio común: sé agradable. Es gratis y más fácil que ‘ser un idiota’. Según Ortiz: “una palabra, una sonrisa. Entrar por la mañana con un ¡buenos días! es para nosotras un pequeño regalo. Saludar nos alegra el comienzo del día”.

6. A la hora de usar el baño… ¡No dejes tu firma, gracias!

No vamos a entrar en conversaciones escatológicas porque es obvio a lo que nos referimos. Ortiz señala que “el baño limpio, sin rastro alguno, es también inspirador”. Sé buen colega y avisa cuando se acabe el papel o el jabón. A nadie le gusta llegar al baño en una situación de urgencia y tener que preocuparse por adecentarlo.

Ser educado, no acaparar, compartir y respetar el espacio de los demás. Con estos consejos, evitarás ser la persona más odiada del espacio de coworking y, quizás, hagas más negocios o amigos de los que estabas haciendo hasta el momento.

https://www.lavanguardia.com/vivo/lifestyle/20190218/46394967588/habitos-laborales-buena-convivencia-coworking.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies